Conozca los nutrientes esenciales para las mujeres

Las mujeres tienen algunas necesidades específicas en su dieta. Debido a factores como la menstruación, la menopausia, etc., las mujeres necesitan reponer algunos nutrientes que se pierden en estos procesos.

La alimentación debe seguir adaptándose a cada periodo de la vida. Para ello, es importante prestar mucha atención a los alimentos que se consumen a diario. Muchos de estos nutrientes esenciales para la mujer se encuentran en alimentos fácilmente accesibles que a veces no reciben la debida atención en el menú.

Comprueba cuáles son estos nutrientes y recuerda que mantener un estilo de vida saludable, con ejercicio regular, da como resultado la combinación ideal.

·        Hierro

Debido a la pérdida de sangre durante la menstruación, el hierro es esencial para que las mujeres repongan sus deficiencias en el organismo. El hierro es un componente de los glóbulos rojos y es importante para transportar el oxígeno por todo el cuerpo. Por lo tanto, la deficiencia relacionada con la anemia está vinculada a la falta de hierro, que puede traer síntomas como demasiada fatiga, baja resistencia y cambios en el sistema gastrointestinal.

Las fuentes alimentarias de hierro difieren en cuanto a la capacidad de absorción por parte del organismo e incluyen la carne roja, el hígado, las aves de corral (pollo y pavo) y el cerdo, además de las legumbres como las alubias y las lentejas, las verduras de color verde oscuro (como la col rizada y las espinacas) y los alimentos enriquecidos.

·        Calcio

Esencial para las mujeres, el calcio previene la pérdida de hueso, reduciendo el riesgo de fractura. El calcio sigue siendo un nutriente muy importante para ayudar en la prevención de la osteoporosis. Por lo tanto, el consumo óptimo de calcio puede realizarse con productos lácteos (preferiblemente con un contenido reducido de grasa), así como con verduras de color verde oscuro, sésamo, algunas legumbres, tofu y semillas oleaginosas, que tienen una biodisponibilidad de calcio variada.

Además de los suplementos de calcio, algunas bebidas a base de cereales, como la “leche” de soja, arroz, avena y almendras, aumentan su contenido en este mineral. La osteoporosis está entre las principales morbilidades que afectan a las mujeres durante la menopausia.

·        Vitamina D

La ingesta de vitamina D es importante para aumentar la inmunidad, para prevenir la diabetes e incluso para prevenir el cáncer. Las mujeres mayores necesitan más de este tipo de vitamina, ya que la piel es menos capaz de sintetizar este nutriente. Este tipo de vitamina puede adquirirse tomando el sol o incluso en la yema de huevo y el hígado.

·        Fibra dietética

Para favorecer el tránsito intestinal, es fundamental incorporar fibras alimentarias procedentes de frutas (con cáscara y bagazo), cereales integrales y verduras, junto con el aumento de la ingesta de líquidos. La hidratación con agua debe hacerse de forma fraccionada, en pequeños volúmenes y de forma constante a lo largo del día.