Cuidados caseros del cabello

El cabello, además de proteger nuestro cuero cabelludo, también nos embellece. Desde tiempos remotos, el cabello siempre ha representado algo importante, tanto para hombres como mujeres. En diversas culturas y religiones ha sido considerado símbolo de honor, dignidad o poder, también ha representado la belleza.

Sin embargo, no siempre resulta sencillo cuidar nuestro cabello de forma adecuada, y esto por supuesto, repercute en su salud, y en su crecimiento y apariencia. A muchas personas se les dificulta bastante lograr que su cabello crezca luciendo saludable y brillante.

Por el contrario, se puede ver maltratado, seco, quebradizo y sin vida. Esto no es irreversible, se puede remediar. En primer lugar, debemos saber cuál tipo de cabello tenemos y a partir de allí, definiremos la rutina de cuidado que necesita. Esta no tiene por qué ser complicada o costosa, incluso puede ser todo lo contrario, ya que la naturaleza nos ofrece todo lo que necesitamos.

Como es de suponer, existen muchas clasificaciones para el cabello, algunos expertos la establecen según la forma, otros según la textura y otros incluso según la producción del sebo. En este caso nos enfocaremos en este último sistema de clasificación.

Cabello Seco

La textura de este cabello suele ser muy frágil y quebradiza, por lo cual no suele tolerar bien los productos químicos de belleza. Esto sucede porque la cantidad de grasa que se produce es muy poca, además, el cabello carece de humedad, por lo que el cabello luce reseco y deshidratado.

Tratamientos caseros para el cabello seco

El cabello seco necesita con urgencia ser hidratado para poder verse saludable, por lo que su reparación y cuidado. Una de las formas más sencillas de tratarlo, es aplicando una mascarilla de huevo, la cual se prepara simplemente batiendo dos huevos y aplicando sobre el cabello.

Deja actuar durante media hora y luego enjuaga con agua fría y lava con un champú para cabello seco.

Adicionalmente, deberías siempre lavarlo con agua templada y procura cortar las puntas al menos de forma mensual. También debes usar alguna mascarilla para proteger tu cabello de los rayos del Sol e incluso reducir el uso del secador. El aceite de coco, de oliva, de jojoba y el aloe vera son perfectos para protegerlo, hidratarlo y aportarle los nutrientes que necesita.

Cabello graso

Es un cabello que siempre luce como si estuviera sucio, lleno de grasa, por lo cual tiene poco volumen. Esto se debe a que las glándulas sebáceas producen exceso de sebo. Algunas veces este tipo de cabellos también adquiere un olor que puede resultar desagradable.

Cuidados para el cabello graso

La primera recomendación que hacen los expertos es evitar el lavado excesivo, y procurar masajear con suavidad el cuero cabelludo al lavarlo. Esto es fundamental para que las glándulas sebáceas no produzcan sebo de forma excesiva, lo cual complicaría la situación.

También se debe evitar peinar o cepillar en exceso, se recomienda lavar muy bien los peines y cepillos después de usar, porque estos pueden acumular grasa que luego se distribuye por el cabello al peinar. De igual forma, es preferible usar agua tibia, al igual que el secador, ya que el calor excesivo contribuye a la producción de grasa.

En cuanto a los tratamientos caseros naturales para cuidar el cabello graso, se puede aplicar un enjuague natural preparado con vinagre de manzana, que solo requiere diluir media taza de vinagre de manzana en dos tazas y media de agua. Esto se aplica en el cuero cabelludo y luego se enjuaga bien.

Gracias a las propiedades astringentes del limón, lograrás grandes resultados si mezclas el zumo de un limón con dos vasos de agua y te lo aplicas sin llegar a las puntas para que no te las reseque.

cuidados-caseros-del-cabello

Cabello Mixto

Como su nombre lo indica, este tipo de cabellos tiene las características de los otros dos. Es decir, suele ser grasoso en la raíz, pero tiene las puntas resecas y con horquetillas. Este tipo de cabellos luce aplacado, sin volumen, aparentemente sucio y además las puntas lucen opacas, sin vida.

Cómo cuidar el cabello mixto

Por supuesto que esto puede preocupar más, ya que preferiblemente se necesita un cuidado particular para las puntas y otro para las raíces. Es por eso que se aconseja usar un champú seco, con extracto de regaliz y aplica para la zona superior del cabello algunos cuidados recomendados para el cabello graso.

Mientras que por otra parte, las puntas deben ser hidratadas, lo cual puede lograrse aplicando huevo batido, mantequilla, aceite de oliva, aguacate o aloe vera.

Consejos generales para cuidar el cabello

Además de las recomendaciones particulares según cada tipo de cabello, también existen algunos trucos para cuidar el cabello que son más genéricos y que se deben tomar en cuenta siempre.

Si planificas una rutina donde consideres todos los aspectos mencionados previamente, y también tomas en cuenta los que te comentaremos a continuación, notarás la mejoría de la salud de tu cabello en poco tiempo.

  • Cuidar la alimentación y la hidratación.
  • Reducir el uso de secadores, planchas, rizadores, y productos químicos como tintes, desriz entre otros.
  • No frotar el cabello fuerte con la talla.
  • Desenredar el cabello desde su nacimiento hacia la raíz.
  •  No dormirse con el cabello húmedo o mojado.
  • Evitar amarrar el cabello con ligas o muy fuerte, para que no se maltrate o se quiebre.
  • Cortar las puntas cada dos meses por lo menos.
  •  Cepillar el cabello varias veces antes de dormir.

Si tomas en consideración estos consejos generales, además de las recomendaciones particulares según tu tipo de cabello, en poco tiempo notarás importantes mejoras en tu salud capilar.

cuidados-caseros-del-cabello