Principales causas del mal aliento

El mal aliento es más común de lo que puedas pensar. Seguramente conoces a alguien que lo padece, o has sido tú quién ha espantado a otra persona con tu terrible aliento. También es muy probable que hayas intentado de todo para librarte de él, pero te haya resultado casi imposible lograrlo.

Aunque a muchas personas, el mal aliento les parece invencible, realmente no lo es. Aquí te daremos una serie de tips que te ayudarán a enfrentarlo y vencerlo con éxito. Lo más importante para poder atacarlo es reconocer el origen o las causas del mal aliento. Puede haber muchas enfermedades que produzcan el mal aliento.

Por supuesto que también es posible que la razón de tu halitosis o la de alguien conocido, no sea una enfermedad sino algo que comieron. Estos casos son menos graves y no resultan tan difíciles de resolver. Así que sin más demora, conozcamos un poco más a fondo esta desagradable afección.

¿Cuáles pueden ser las causas del mal aliento?

Pueden existir una o varias razones por las cuales una persona tenga mal aliento. En primera instancia, un odontólogo puede percibir el olor y tener algún indicio de la causa. En caso de que tenga que ver con algo que él pueda solucionar, le atenderá y dará las indicaciones respectivas.

Si este considera que puede haber otras causas relacionadas con alguna otra enfermedad que no se relacione con su área de especialidad, entonces le remitirá con el especialista adecuado. A continuación explicaremos algunas de las posibles causas del mal aliento o halitosis:

Enfermedades bucales y del sistema respiratorio

Una de las principales causas de la halitosis, suele ser alguna enfermedad  en la cavidad bucal. Cuando se acumula placa bacteriana en los dientes o lengua, o se producen caries dentales, eso suele ocasionar mal aliento, además, esta también puede considerarse como una de las principales causas del dolor de muelas.

La rinitis y la sinusitis crónica también pueden causar mal aliento. A veces se siente como olor a flema o moco. En las amígdalas hay unos surcos donde a veces se alojan partículas de comida y esto también produce mal aliento.

Enfermedades del sistema digestivo

Las infecciones gastrointestinales también pueden causar mal aliento debido a un gas que se elimina a través de los pulmones. Tal es el caso de la infección ocasionada por la bacteria Helicobacter pylori.

Enfermedades hepáticas o renales

Las personas que padecen de insuficiencia renal crónica pueden sufrir de mal aliento o que este tenga un olor similar al metal. Esto es muy común en pacientes que han recibido trasplantes o que se encuentran en tratamiento de hemodiálisis.

Los hígados con cirrosis también pueden causar halitosis cuando están tan descompensados que no son viables. También puede producir un sabor amargo desagradable en la boca porque puede haber segregado mucha bilirrubina al torrente sanguíneo.

Fumar

Es bien sabido que fumar provoca mal aliento aunque no todos saben las razones. Principalmente se debe a que los componentes del tabaco como son el alquitrán y la nicotina, entre otros, se distribuyen en la boca y quedan impregnados en ella.

causas-del-mal-aliento

Además el tabaco provoca que se segregue menos saliva lo que inhibe su capacidad de cumplir con sus funciones principales como limpiar o regular el pH. Esto también aumenta las probabilidades de padecer caries, gingivitis y otras infecciones porque reduce la capacidad inmune. Por otra parte, fumar también altera la flora bacteriana y esto produce halitosis.

Algunos alimentos

Los alimentos como el brócoli, la col, el repollo y cualquier otro alimento que sea rico en azufre también provocan halitosis. Dentro de estos también se incluyen el ajo, la cebolla y algunas especies.

Los aminoácidos de los productos lácteos alimentan a las bacterias que se forman naturalmente en la boca, por lo que se producen olores fuertes que no son muy agradables.

Edad

Aunque no lo creas, el aliento de las personas de tercera edad puede ser más fuerte porque las glándulas salivales ya no funcionan igual. También es muy común al usar prótesis dentales, a esta o a cualquier edad. Esto se debe a que los alimentos se pueden acumular en ellas.

Consecuencias de tener mal aliento

Tener mal aliento puede generar consecuencias obvias hasta algunas inimaginables, que no dejan de ser bastante graves. Expertos aseguran que la halitosis puede afectar negativamente la vida social de quienes la padecen.

Sin importar si sus causas son por mala higiene bucal o algún problema de salud muchas personas sufren bullying y problemas de baja autoestima, ansiedad, estrés y hasta depresión, llegando algunos casos extremos al suicidio. Es por esto la insistencia de que esto no es algo que se deba desatender ni descuidar.

causas-mal-aliento

La inseguridad que produce tener mal aliento puede afectar las relaciones interpersonales. Incluso puede generar conflictos laborales o de pareja. Aunque esto pueda parecer insuperable para quienes no tienen el asesoramiento y el apoyo necesario, es tratable y aquí te vamos a dar algunos tips muy útiles.

¿Cómo tratar la halitosis o mal aliento?

Cuando nos peguntamos ¿por qué tenemos mal aliento?, lo primero que solemos pensar es que no nos hemos cepillado bien, y salimos corriendo a cepillarnos, comer pastillas de menta o usar  enjuague bucal. Esperamos que esto dé resultado inmediato, sin embargo, cuando esto no sucede, y es ahí cuando comienza la preocupación.

Si estás medidas básicas no nos aportan el resultado esperado, es probable que haya que acudir a un especialista para que efectúe los estudios necesarios a fin de descubrir la causa real de dicha halitosis.

Ahora te daremos algunas recomendaciones que te pueden ayudar a minimizar o erradicar el mal aliento dependiendo de cuáles sean sus causas, ahora mencionaremos algunos:

  • Mastica unas hojas de perejil bien lavadas.
  • Mantente hidratado.
  • Toma jugos cítricos.
  • Cepíllate con bicarbonato de sodio.
  • Frota hojas de menta en tu lengua.
  • No pases mucho tiempo sin ingerir ningún alimento, prueba aunque sea una fruta entre comidas.
  • Toma té de hierbabuena luego de comer.