Síndrome del torniquete, ¿Qué es y cómo afecta el problema a los niños?

El síndrome del torniquete capilar es un trastorno poco frecuente que afecta a los dedos de las manos, los pies e incluso los genitales de los niños. En esta enfermedad, un mechón de pelo se enrolla alrededor de estas regiones, lo que provoca dolor e hinchazón y, en casos graves, afecta al flujo sanguíneo y provoca la muerte del tejido.

El diagnóstico y el tratamiento tempranos de la enfermedad son fundamentales para lograr buenos resultados y evitar mayores daños a la salud. Conozca más sobre el problema.

¿Qué es el síndrome del torniquete?

El nombre ya da una pista: “torniquete” se refiere a algo que rodea y aprieta alguna parte del cuerpo, causando estrangulamiento. Por ejemplo, en los adultos, los anillos que estrangulan los dedos. En el caso de los niños, se llama “síndrome del torniquete” al estrangulamiento de los dedos de las manos o de los pies por los hilos de pelo que pueden estar sueltos entre la ropa, en la cuna, las mantas y otras pertenencias del pequeño.

¿Cuáles son las causas?

Generalmente, son pelos sueltos de la madre o de otra persona que cuida al bebé que se enredan accidentalmente en alguna extremidad del cuerpo, como los dedos de las manos y de los pies.

Con el tiempo, incluso el pene, los tobillos y las muñecas de los niños pueden verse afectados.

Signos y síntomas

La enfermedad afecta principalmente a los bebés de hasta 3 a 6 meses, que no se mueven mucho y tienen los dedos finos. Es frecuente la irritabilidad, seguida de un llanto intenso y aparentemente sin motivo.

El lugar estrangulado por el pelo se calienta, enrojece y se hincha.

La afección es peligrosa si pasa desapercibida durante mucho tiempo, porque existe el riesgo de isquemia (falta de flujo sanguíneo en la zona afectada), que puede provocar necrosis y amputación.

Tratamiento

Lo ideal es retirar inmediatamente el alambre que está estrangulando la parte del cuerpo para evitar complicaciones, como infecciones, heridas e incluso la amputación. Puede ser necesaria la ayuda médica. En caso de duda, hay que llevar al bebé inmediatamente a urgencias.

¿Cómo prevenir?

Los torniquetes capilares son poco frecuentes, pero es importante conocer las medidas para prevenirlos.

Lo mejor es siempre observar cuidadosamente los dedos de los pies y de las manos del bebé. En caso de llanto inexplicable, hay que quitarle toda la ropa y examinar el resto del cuerpo.

También conviene revisar regularmente los calcetines, los guantes, el pijama, las mantas y la cuna para eliminar los pelos enredados o los hilos sueltos que pueden causar el problema.