Tipos de cáncer de mama, conozca cada uno de ellos

Hay varios tipos de cáncer de mama, y normalmente cada uno de ellos se identifica ya durante el diagnóstico de la enfermedad. Pero hay tantos tipos que muchos no saben distinguir unos de otros. Por este motivo, enumeramos aquí todos los tipos y subtipos de cáncer de mama.

Antes, sin embargo, una rápida contextualización: el diagnóstico del cáncer de mama se realiza mediante pruebas de imagen, como la mastectomía. En él se puede detectar si hay nódulos en las glándulas mamarias.

Ocurre que la mayoría de los nódulos mamarios tienen características benignas, pero siempre que se identifica alguna alteración, el médico solicita otros exámenes clínicos, como la biopsia, para estar absolutamente seguro del diagnóstico.

Estos procedimientos ayudan a comprender mejor el tipo de lesión que está presente en las mamas. En un principio, esta lesión puede clasificarse de tres maneras diferentes: benigna, precancerosa o cancerosa.

Si las pruebas son positivas para el cáncer de mama, es necesario entender en qué punto se encuentra. Para ello, se realiza la estadificación del cáncer (conocida como TNM), que clasifica el tipo de enfermedad y describe sus principales aspectos: dónde se localiza, si es invasivo o no y si se ha extendido a otras partes del cuerpo, entre otros.

Clasificación del cáncer de mama

Con los resultados de este procedimiento en la mano, es posible hacer una nueva clasificación:

  • Carcinoma ductal invasivo: es el tipo más común de cáncer de mama y tiene la capacidad de desarrollar metástasis si no se trata adecuadamente;
  • Carcinoma ductal no invasivo: es un cáncer de mama en fase inicial, que en principio no tiene capacidad de desarrollar metástasis;
  • Carcinoma lobular invasivo: es el segundo tipo de cáncer de mama más frecuente y está directamente relacionado con el riesgo de desarrollar cáncer en la otra mama y también cáncer de ovario. También presenta la posibilidad de desarrollar metástasis;
  • Carcinoma lobular no invasivo: también llamado neoplasia lobular, se considera sólo un cambio en la mama, no un cáncer. En este caso, las células se parecen a las células cancerosas que crecen en los lóbulos de las glándulas productoras de leche de la mama, pero no crecen a través de la pared de los lóbulos.

Otros tipos de cáncer de mama

Estos no son los únicos tipos de cáncer de mama que existen. Todavía hay otros que encajan como subtipos de carcinoma invasivo, pero que sólo pueden ser detallados microscópicamente. Se clasifican según la organización de las células, así: carcinoma adenoide quístico, carcinoma metaplásico de bajo grado, carcinoma medular, carcinoma mucinoso (o coloide), carcinoma papilar y, por último, carcinoma tubular.

Cuando los subtipos tienen un pronóstico similar o peor que el carcinoma ductal infiltrante estándar, pueden denominarse: carcinoma metaplásico, carcinoma micropapilar o carcinoma mixto (tiene características de ductal invasivo y lobular) – también según la organización celular.

Sin embargo, pueden darse otros tipos de cáncer de mama, pero con menor propensión de casos. Es el caso del cáncer de mama inflamatorio, que tiene menos de un 3% de posibilidades, y de la enfermedad de Paget de la mama, otro tipo de tumor que aparece en la areola del pecho y que tiene menos de un 1% de probabilidad. Otros tipos de cáncer de mama, también poco probables, son:

  • Tumor filoide (considerado muy raro, se caracteriza por la aparición de un bulto duro de tejido en cualquier parte de la mama;
  • Angiosarcoma de mama (complicación rara desarrollada a causa de la radioterapia)
  • Cáncer de mama en el hombre (al igual que el cáncer de mama en la mujer, también puede desarrollarse por antecedentes familiares de la enfermedad, predisposición genética, uso de medicamentos o niveles hormonales anormales, pero la incidencia es muy baja).

¿Qué viene después del diagnóstico?

Después de realizada la biopsia y diagnosticado el cáncer, en todos los casos, la indicación es buscar un médico especializado para seguir el tratamiento correcto para el tipo de cáncer identificado en los exámenes. Es importante destacar que el tratamiento varía mucho de un caso a otro, siempre en función de los estadios y tipos de cáncer de mama.

Los tipos de tratamiento más comunes son la quimioterapia, la radioterapia, la terapia hormonal y la cirugía para extirpar el tumor, también llamada mastectomía.